CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera

Denpasar (Kerobokan III) Isla de Bali

2013
10
Nov

 Noviembre no espera…, ya quiere irse a su primera quincena…, y parece que empezó ayer…, por eso, aunque ahora mi tiempo está más ocupado, me gusta pensar que cada día que pasa, es un día que hay que disfrutar, aunque sólo sea, por tener la oportunidad de pasarlo por estas tierras…

Estoy con la maleta ( bueno, con mis dos alforjas, que es todo mi equipaje, el resto me espera en Jacarta), de un lado para otro…, de una habitación de revista, a un hotel, y de nuevo he regresado a la residencia, con los chicos…
El alojamiento que tiene el colegio para mi, está lleno, y el director, tras consultar al shérif, el amigo » Putú», y preguntarme.., hemos decidido que lo que cueste mi alojamiento, se lo pagará a aldeas infantiles, que les vendrá muy bien…, y a mi me da igual un sitio que otro…
Lo bueno de estar acompañado por amigos, es que estás más entretenido, de los 12 inquilinos «de palacio», es raro no encontrarte con alguno, con el que charlar a la puerta, unas conversaciones mezcla de indonesio, inglés…, divertidas y originales…,durante los ratos de ocio, cuando dejo los folios descansar…
El fin de semana ha sido muy especial, es la segunda fiesta, o el cierre de las celebraciones, «kuningan», todos los templos una vez más son visitados para rezar…, y parece difícil que sean todos, porque son miles y miles, desde los grandes, a los más pequeños, o simplemente los que sólo tienen una figura en plena calle…
Nosotros nos vamos de excursión, nos vamos en bici hasta la aldea, una bonita actividad, que a parte de hacer deporte todos juntos, vamos a visitar las familias de 2 de los chicos…
La carretera por la que vamos, desde que nos alejamos de la ciudad, es de nuevo el Bali que me gusta…, ese Bali tranquilo, con la gente ocupada en sus tareas cotidianas, entre campos de arroz, y aunque motos y trafico sigue habiendo…, ya es otra historia…
La distancia a recorrer, son unos 42 kms, y esta vez, lo hacemos, por una carretera secundaria, que al coincidir con la fiesta, está prácticamente todo el recorrido bien lucido, lleno de «farolas» de bambú, decoradas con esos adornos tan trabajosos, hechos con hojas de palmera…
De nuevo me vuelvo a sentir como un turista, principalmente, porque me voy parando cada dos por tres, mirando templos, viendo como rezan, observando el paisaje, o quedándome a verles como bailan y tocan la música que acompaña las pequeñas, digamos «procesiones», que nos vamos encontrando a nuestro paso…
Entre  parada y parada, el paseo nos ha traído a la playa, una playa sin gente, de arena negra, con un mar con pinta de pocos amigos…, donde las olas se suelen quedar cada año, entre sus garras, con algún que otro osado bañista… Nosotros hacemos caso al cartel de peligro bañarse, y con mirarlo nos damos por refrescados.
La excursión tiene 2 visitas programadas, visitar la familia de Egi, su madre y su abuela (no tiene padre),nos reciben con mucho cariño, como tiene terreno con mangos, improvisamos una rica  «rukya»…,(ensalada de mangos, con azúcar, sal y algo de picante para untar…, delicioso…), la siguiente casa, la familia de Agus, tampoco tiene padre, y su madre vive otra vida…, nos recibe su hermana, y eso se nota, una visita corta, no hay tanto arraigo como cuando hay padres en una casa…
Terminando el paseo en la aldea infantil, de nuevo con los más pequeños, donde he pasado un entretenido fin de semana, se acuerdan de mi, yo de ellos…, me preguntan, les pregunto, jugamos, enredamos…, y se va el tiempo volando…
Al ser la fiesta grande, se reza en el templo de la aldea, pero la ceremonia, es en un templo cercano, lleno de gente, cada uno, bueno, yo creo que sólo las mujeres, con sus ofrendas…y con sus mejores trajes, muy guapas todas…, yo espero a los míos, curioseando por la puerta, no me he vestido para la ocasión…, estar sentado enfrente de la puerta del templo, solo observar y ver sus trajes, sus caras, sus ofrendas…, es ya toda una experiencia…, y tomando un café con los paisanos, pues aún más…
Con todos los chicos de la aldea me llevo bien,  pero hay unos cuantos, que son como mis mejores «amiguitos», con los que más enredo, o con los que más tiempo paso…, la pequeña Ayu, su hermano Iwana, Epi, Dez, Novita…, el pequeño «barriguitas»…, Megy, Cintya, Agun…, y los que sigo sin recordar los nombres (lo siento)…, un abrazo a todos…
Como en todas partes, el fin de semana vuela, y esta semana que comienza, hay una novedad, yo también comienzo con una nueva tarea, la de profesor de español, en un colegio universitario o universidad, la verdad que no lo se…, están todos juntos…, mis alumnos son estudiantes de enfermería…
Español es mi idioma, pero no quiere decir que enseñarlo sea sólo decir cuatro cosas y ya está, me tengo que preparar las clases antes, siguiendo el programa que se empezó en agosto, y que con un poco de suerte, se llegue a poder implantar aquí, cada vez con más alumnos, y poco a poco con más conocimientos…
Interés no falta, y se les da bastante bien, creo que mejor que a mi su idioma…, ahora sólo falta que se apliquen y que el «profe», les enseñe lo mejor que pueda…
Estoy en la residencia, y haciendo algunos pequeños cambios, por supuesto con el visto bueno del «sherif»…, así que nos hemos ido de compras…, les he regalado unas sillas, para terminar de preparar, junto con la pizarra, lo que será la zona de estudio, se acabó eso de estudiar tumbado en las colchonetas…, y lo mejor de la compra, a parte de enredar en la tienda tirándonos por los colchones, o sentandonos en los despachos de exposición.., ha sido como hemos traído las sillas…, en las bicis, cada uno una al hombro o como ha podido…
Y por fin ya tenemos «zona de estudio»…, y lo mejor, también tenemos profe de inglés…
Así que ahora, no tengo mucho tiempo libre, porque continuo con mis clases de indonesio, he cambiado de profesora, es profesora del colegio y así lo compagino mejor, y por sí fuera poco, un par de horas a la semana,  mi misma profe, «Purwa», se ha ofrecido a venir voluntaria, a darles clases a los chicos, ellos tienen menos nivel que yo…, aunque os parezca raro…, así que me viene muy bien para recordar…, y no se sí aprenderé mucho, pero son las clases más divertidas a las que he asistido nunca…, muchos ratos de risas, y de juegos, el mejor, ese en el que, quien falla, sale al medio, y cuando son unos cuantos…, pues todos a tocar un instrumento y a bailar…, divertido, divertido, seré torpe…, me ha tocado también bailar.(abajo está el enlace del video…)
Bueno amigos, esto continúa su cuenta atrás…, a por la semana que viene…, ah, un saludo especial a «los chicos» de Isabel, del colegio Marques de Valero, por acordarse de mi…
http://www.youtube.com/watch?v=3ZwhfLwbsvE&feature=em-upload_owner
Clasificado en: General
Comentarios (3) Trackbacks (0)
  1. isabel
    17:52 on noviembre 11th, 2013

    !Vaya marcha que llevas!Aunque en el video se te ve un poco vergonzoso ¿no?…Seguro que cuando regreses a casa lo vas a echar en falta…….Saludos

  2. ISABEL
    18:10 on noviembre 15th, 2013

    !Halo! I MADE JOSE GUILLERMO, los niños y niñas ya saben poner su nombre en Balinés……les ha gustado mucho……..Chao……NI LUH MADE ISABEL

  3. luis
    23:22 on noviembre 16th, 2013

    Me enseño el video Samu el fin de semana pasado que estuve en el pueblo. Creo que deberías ir también a clases de baile. Jejejeje

Dejar un comentario

No trackbacks yet.